Hace un tiempo yo pedía que las demás personas se pusieran en los zapatos de las personas TDAH para que comprendieran mínimamente lo que nos pasaba o cómo nos sentíamos. Desde hace un tiempo para aquí, entiendo que no lo pueden hacer:  
🔸 No pueden hacer que sus funciones ejecutivas “funcionen” como las nuestras: percibir todos los estímulos de golpe o se les pasen los importantes por alto, no tienen dificultad excesiva para ignorar información irrelevante en pro de la relevante, no pueden sentir las emociones como nosotros por tener dificultad en inhibirlas -en ver todos los factores que implican en un conflicto o suceso que hace que se minimice la “intensidad emocional”-, no pueden despistarse continuamente e involuntariamente ni tener las mismas dificultades para planificar los pasos o la conducta porque ellos lo hacen de forma automática. 🔸 No tienen desde pequeños disforia sensible al rechazo ni les señalan por todo cuanto hacen y dicen. 🔸 No temen continuamente hacer mal cosas que los demás consideran básicas. 🔸 Hay cosas que sencillamente perciben y procesan de forma automática, mientras que yo lo hago de forma consciente y con muchos más pasos, total para enmascarar y pasar “desapercibida”. A veces, lo hago para sobrevivir en un entorno que percibo hostil a mi modo de ser y estar. 🔸 No pueden ponerse mis zapatos cuanto a la hiperactividad porque no tienen que pensar conscientemente “estate quieta” para estarlo, y como no lo piensan, no se quedan “sordas” a las palabras de las personas. Mientras pienso en estarme quieta, no puedo estar pendiente de lo que me dicen. 🔸 No tienen como un amplificador en el oído que escucha más la conversación de la mesa de al lado que la voz de mi interlocutor en un restaurante, en clase o en el transporte público. No en la misma frecuencia e intensidad que yo. 🔸 No tienen que preocuparse de procesar todas las palabras que su interlocutor les dice, siendo consciente de la sensación que se les están escapando. Una sensación de decir: las palabras están “físicamente” en la entrada de mi oído, necesito unos segundos para que acabe de procesar, mientras te recriminan “¿es que no me estás escuchando?” 🔸 No tiene por qué escuchar un “¿cómo puede ser que siempre tarde tanto?”, «¿Cómo puede ser que diga que tarda 5 minutos y sea media hora?” “¿Cómo no se acuerda si se lo he dicho mil veces y hasta un niño pequeño lo hace?” mientras se dirige a profesionales, amistades o familiares, contándolo con sorpresa o como una anécdota de “cuando yo no entendía que mi hijo tiene/es TDAH le recriminaba estas cosas”, porque hasta saber que lo recriminaba o que le sorprendía, duele.
❗ Porque una cosa es comprender, o mejor dicho: imaginarse, cómo nos podemos sentir. Y la otra muy distinta es ponerse en nuestros zapatos. A lo sumo, se pueden poner una copia de marca blanca de los zapatos, pero nunca los del TDAH porque para esto hay que ser TDAH y estrictamente hablando ni siquiera un TDAH puede meterse en los zapatos de otro TDAH. Y, a riesgo de ser criticada, escribo estas palabras porque cuando hay quienes creen que se pueden poner en nuestros zapatos y entendernos y comprendernos al 100%, se corre el riesgo de convertirse en nuestras voces. Y cuando esto ocurre, los TDAHs perdemos la nuestra. En estos años, he aprendido, muy a mi pesar, que no hay nada más peligro que no tener voz. Observaciones sobre la imagen:
🔸 El color elegido por la comunidad TDAH es el naranja, no el rojo. 🔸 La comunidad TDAH no ha escogido ningún símbolo.
Opinión personal:
🔸 A los TDAH no nos falta ninguna parte, somos completos tal como somos (lo que no niega nuestras dificultades ni discapacidades). Este símbolo también lo había usado, antes de entender el significado real del rompecabezas. 🔸 El símbolo del rompecabezas nos muestra como personas incompletas a reconstruir. La comunidad autista tiene una explicación extensa de las razones por las cuales rechazan la pieza del rompecabezas como símbolo, no caigamos nosotros en el mismo error de usar este símbolo.
Observación: entiendo la buena intención de la imagen, solo la uso para hacer esta reflexión. #NadaDeNosotrosSinNosotros ¡Salud, Amor y Pedagogía!
(La imagen del inicio fue obtenida en la red).
Carla Salinas Martínez

Carla Salinas Martínez

🧡 Pedagoga, 👩🏻‍🏫 Formadora y 🤝🏻Mediadora Familiar.

📚 Especialista en Dificultades y Trastornos del Aprendizaje, TDAH y Mediación.
Creo 🎥 Vídeos ✂️ Material 🧮Recursos🧩Juegos 📚 Libros/Infor.

https://www.instagram.com/carlasalinasmartinez/