Imagen sobre que los exámenes son una oportunidad de aprendizaje.90 exámenes que corregir: 30 de evaluación continua, 30 de final teórica y 30 de final práctica.

Para algunos un palo, otros vemos 90 oportunidades de aprendizaje. Cada examen me permite:

1️⃣ Corregir errores explicando el por qué de cada cosa.

2️⃣ Proponer temas de reflexión.

3️⃣ Hacer apuntes adicionales.

👨🏻‍🎓 Un alumno me decía:

– Estudiante: Carla, no estoy seguro de esta idea que tengo. ¿La pongo? 🤔

– Carla: Claro 🤷🏻‍♀️, incluso puedes ponerle un interrogante. ¿Por qué no? 😉

– Estudiante: Bueno no es muy “normal un examen así. 😂.

– Carla: Ya… Tampoco que recibáis feedback de tres páginas y ya ves… No escatimo en comentarios 😂. Tú tranquilo, yo no penalizo por las dudas, las respondo 🤓.

4️⃣ Si tienen una idea y no están seguros, les digo que pueden ponerlo. Responderles les aporta más conocimiento que una penalización.

5️⃣ Dos se ponen a hablar:

– Carla: Shhhh 🤫 bajar la voz.

(Se me quedan mirando 👀. Sospechoso que no entienden porqué no les digo que no pueden hablar.

– Se ponen a debatir las preguntas. Unos con otros, cada uno llega a sus conclusiones. Así me gusta, están aprendiendo 😎. Por favor, seguir debatiendo 😎).

6️⃣ El examen no sólo sirve para verificar lo aprendido, que para eso lo necesito que hagan un examen, sino que es otra forma de comunicación que permite un mayor aprendizaje y reflexión 🧠.

🙋🏻‍♀️ Hoy tengo 90 oportunidades de romper mitos, orientar y dar estrategias addicionales en función de lo que me expliquen.

¡Vamos allá! 😇

Carla Salinas Martínez

Carla Salinas Martínez

Pedagoga y Mediadora