Que estudio que si no estudio que si no sé qué me pasa y bla, bla, bla.

¿Os suena? Bueno, una de las eternas discusiones con niños, niñas y adolescentes que tengo en el centro es: ¿por qué si estudio me quedó en blanco y suspendo?

Todos sabemos que pasará esto: yo les diré que realmente no estudian, ellos que sí, yo que deberían estudiar más, ellos que no y de aquí no salimos. Lógicamente, esto se debe a que cada uno lo ve desde su punto de vista y bueno… los niños y adolescentes son los reyes y las reinas de las excusas, ¿verdad?

Como todos sabemos que las matemáticas “son lo que hay” y nadie las discute, me inventé un sistema por puntos. Os muestro la imagen y justo debajo de ella los pasos a seguir y cómo funciona 😊:

Imagen de ejemplo de la actividad Resolución por puntos

(autora: Carla Salinas Martínez)

¿Cómo funciona?

    • Paso 1: Me explica qué hizo el día antes del examen, durante la hora del recreo del día del examen y cómo le fue el examen (si estaba nervioso, si no, etc.).
    • Paso 2: Le otorgamos 1 punto (⬆️) a la actitud a favor del estudio (en este caso, el hecho que no se fiara hacía que estudiara, por eso tiene un punto a favor, aunque sabe que no es bueno no confiar en uno mismo).
    • Paso 3: Le damos 1 punto negativo (⬇️) a la actitud contraria al estudio.
    • Paso 4: Hacemos la suma de puntos positivos y negativos y restamos. Anotamos el resultado.
    • Paso 5: Hacemos el mismo procedimiento (del 1 al 4) con una situación que haya tenido una actitud diferente. De esta forma, verán que obtienen un resultado diferente.

🧐 Objetivo: ver que según las acciones/conductas que haga/tenga previas al examen, tendrá un resultado diferente.

☝🏻 En este caso, la niña se confiaba demasiado en algunos exámenes y esto hacía que no estudiara y suspendiera.

Con este sistema se dio cuenta que realmente era el exceso de confianza lo que le llevaba a no estudiar y, esto, a suspender.

Recordad que los hábitos para las técnicas de estudio también son importantes. Aquí podéis encontrar información:

Os dejo también algunos TIPS que considero importantes tener en cuenta cuando hacemos esta actividad.

5 TIPS:

    • TIP 1: ¡No discutáis! esto parece súper lógico, sin embargo, no sería la primera vez que intentamos hacer alguna dinámica o actividad y acabamos en discusión, ¿verdad? Es fundamental comprender una cosa: cuando hacemos estas actividades, sea desde el punto de vista del niño/adolescente, por lo tanto, no importa tanto quién tiene razón sobre si ha estudiado 1 o 2 horas. Aquí, lo importante es que vea que en ocasiones ha estudiado más concienzudamente que otras. Y, de ahí, el TIP 2.
    • TIP 2: En el análisis es importante que sea el niño/adolescente quien ponga las palabras analizando qué sucede en cada momento. De esta forma, podremos usarlas y no entraremos en discusión. Por ejemplo, la cuestión ya no es si estudió 1 o 2 horas. Sino que ella misma (en el ejemplo que os he puesto) admite que en la primera situación hace que sus amigos le pregunten mucho sobre el temario y en la segunda situación sólo un poco. Esas palabras son de la niña, no mías, de modo que no son discutibles para ella y puedo usarlas para que vea que en ambas situaciones hay conductas diferentes.
    • TIP 3: Pasad algunas cosas por alto. Está claro que en el caso hay cosas que deben cambiar, por ejemplo, el hecho que tenga poca confianza consigo misma. En este caso lo pusimos como positivo porque le llevó a estudiar más que es lo que estábamos valorando, pero le dejé claro que no es bueno tener falta de confianza en una misma. No obstante, si empezamos a analizar todo lo que deben mejorar, les transmitiremos que “no hacen nada bien” y esto, ni es cierto ni es bueno que lo perciban así. Es mejor mirar 3 cositas a cambiar e ir una por una. Cuando logremos las 3, volvemos a analizar y a por los siguientes objetivos 😊.

      Si ven muchas cosas a mejorar, se van a desmotivar y no querrán seguir adelante (de hecho, ¡a los adultos también nos pasa! La diferencia es que nosotros tenemos la opción de decir: “pues si tan poco te gusta cómo lo hago, hazlo tú. ¡Pero ellos no pueden hacer esto!).

    • TIP 4: Se trata de ver aquello que no les ayuda en el estudio pero también deben ver aquello que SÍ que les ayuda.  Es necesario que vean aquello que sí que hacen correctamente para que así sigan haciéndolo (por ejemplo, pedir a sus amigos que le hagan preguntas para repasar). No sería la primera vez que cuando intentan modificar su forma de estudiar, suprimen aquello que les estaba funcionando.
    • TIP 5: Debemos respetar sus maneras de hacer las cosas. Evidentemente, aquello que n oles funciona tenemos que ayudarles, pero si les está funcionando, aunque lo hagan diferente a nosotros, debemos dejarles que lo hagan a su modo. No porque estudien diferente a nosotros, es peor.

Y con esto… discusión sobre “si estudio que si no estudio” resuelta 🤭.

Espero que si usáis este sistema os vaya igual de bien que a mí. Cualquier duda ya sabéis que podéis comentármelo.

Creo que voy a patentarlo 🤣.

¡Salud, Amor y Pedagogía!

Carla Salinas Martínez

Carla Salinas Martínez

🧡 Pedagoga, 👩🏻‍🏫 Formadora y 🤝🏻Mediadora Familiar.

📚 Especialista en Dificultades y Trastornos del Aprendizaje, TDAH y Mediación.
Creo 🎥 Vídeos ✂️ Material 🧮Recursos🧩Juegos 📚 Libros/Infor.

https://www.instagram.com/carlasalinasmartinez/